Índice

sábado, 15 de enero de 2011

¿Quién se ha llevado mi queso? Reflexión sobre el cuento


La conclusión que podemos sacar del cuento  “¿Quién se ha llevado mi queso?”, es que no podemos dormirnos en los laureles y en los éxitos que ya hemos conseguido, sino que debemos trabajar continuamente preparándonos y  adaptándonos a los cambios para evitar que cuando lleguen nos pillen por sorpresa y quedemos rezagados del resto de las personas.
Además  creo que se puede hacer un paralelismo entre la idea que hay detrás del cuento y nuestra profesión, la enfermería.
En una profesión como la nuestra en continuo cambio y con continuas modificaciones y con la aparición de nuevas técnicas cada día es esencial no solo estar bien formados de base sino preocuparnos por estar continuamente reciclándonos y preparados para esos cambios porque de no estar preparados puede que cuando lleguen los cambios no seamos capaces de adaptarnos o necesitemos un esfuerzo mucho mayor para hacerlo; pues también debemos tener en cuenta que el esfuerzo de adaptarse no es solo por nosotros sino por las personas a las que cuidamos que se merecen a los profesionales mejor formados  ya que es lo que nosotros desearíamos si estuviéramos enfermos y por lo tanto es lo que debemos ofrecer a los demás.

1 comentario: